¿Cómo ahorrar sin renunciar a la boda de tus sueños?

foto-jpg-ahorrar-11. WEDDING PLANER

¿Ahorrar dinero contratando a una wedding planner? Aunque puede sonar contradictorio invertir dinero en los servicios de una profesional tiene las siguientes ventajas:

1) Los buenos wedding planers tienen años de experiencia a sus espaldas y están acostumbrados a ceñirse a un presupuesto. Además, al no tener la carga emocional de los novios, aportan ese toque pragmático y racional necesario a la hora de establecer prioridades o hacer recortes.

2) Conocen el mercado y han trabajado con numerosos profesionales del sector, por lo que os propondrán el servicio que mejor se adapte a vuestras necesidades; el que, acorde con vuestros gustos, tenga mejor relación calidad-precio.

3) Al trabajar recurrentemente con ciertos proveedores suelen conseguir descuentos en el presupuesto final.

2. PRIORIDADES

Si no podéis permitiros los servicios de un wedding planner tendréis que establecer desde el principio una lista de prioridades. ¿Qué aspectos de la boda son los más importantes para vosotros? ¿Cuáles son esos dos o tres elementos que os parecen imprescindibles para hacer realidad el día de vuestros sueños? Enumerar en pareja vuestros indispensables teniendo siempre muy presente el presupuesto con el que contáis. Como seguramente deberéis hacer sacrificios, siempre es mejor tener las cifras en mente; centraros en hacer realidad esas prioridades y pronto olvidaréis todo el resto de detalles sin importancia que se escapan a vuestras posibilidades.

3. TEMPORADA BAJA

En el sector nupcial también existe una temporada alta y una temporada baja. Celebrando una boda fuera del periodo estival tendréis la posibilidad de negociar con los proveedores presupuestos más ajustados. Del mismo modo, disfrutar de la luna de miel en temporada baja es más económico y ofrece muchas comodidades.

Además del mes de celebración, el día de la semana importa y mucho. Al decantarse por un jueves, viernes o domingo en vez de un sábado los novios tienen mayor disponibilidad de iglesias, juzgados, restaurantes o fincas; vuestra boda será la única en esas fechas, nada de celebraciones en cadena cada fin de semana y nadie estará de vacaciones.

4. LOCALIZACIÓN

En ciertas ciudades como Madrid o Barcelona el coste medio de una boda se dispara. ¿Qué os parecería replantearos el lugar de celebración? ¿Abrir el abanico más allá de la ciudad de nacimiento de la novia o del novio? De esta manera se puede economizar hasta un 15% en el presupuesto total.

Si os decidís por un lugar donde se pueda celebrar tanto la ceremonia como la recepción os ahorraréis parte de los honorarios del alquiler, decoración y sobre todo del transporte. Si además escogéis un lugar poco convencional y no pensado específicamente para bodas, reduciréis radicalmente las cifras.

5. LISTA DE INVITADOS

En cuanto a los invitados, decantarse por un grupo más íntimo de familiares y amigos disminuirá los costes a la vez que os permitirá aumentar el gasto por invitado. Es obvio que cuanto más grande sea la boda, más costosa será la misma; además del precio del catering por persona hay que añadir el del transporte y los regalos.

Cribar el número de invitados suele ser una tarea complicada, por eso os recomendamos seguir un patrón, para que nadie se lo tome como algo personal. Por ejemplo, omitir niños y compañeros de trabajo; en cuanto a las parejas, invitar solo a los que estén casados, prometidos o que vivan juntos.

6. CATERING

Una de las maneras más sencillas de ahorrar en el catering es eliminar el tradicional brindis con champagne o cava. Aproximadamente un 50% de la gente no toca la copa y entorno a otro 25% toma un sorbito simbólico por educación. Ahorraros el coste del espumoso haciendo que vuestros invitados brinden con los vinos que hayáis elegido para el banquete.

7. FLORES

Para economizar en la decoración floral de la boda un consejo: compra flores y plantas de temporada. Decantarse por los tulipanes en primavera, los jacintos en invierno o las suculentas todo el año reduce los gastos. Si además escogéis flores de gran tamaño necesitaréis menos unidades para hacer una composición resultona.

En cuanto a la decoración del lugar de ceremonia, os recomendamos ser pragmáticos, pedidle a vuestro florista que cree dos centros espectaculares para colocar en el altar, que es donde todo el mundo tendrá puestos los ojos y no os compliquéis con el resto.

Otra manera de ahorrar en la decoración floral es sustituir los tradicionales centros de mesa por macetas con plantas de temporada. Además de darle un toque diferente a la decoración, podréis utilizarlas como regalo para vuestros invitados. Una opción muy en boga y más económica, es la decoración con frutas y verduras, o los arreglos minimalistas con verdes y ramas.

8. CÍRCULO CERCANO

Aprovechar todos los talentos y habilidades de familiares y amigos, de esta manera podréis implicar a vuestro entorno en los preparativos y a la vez conseguir una celebración única y personal. Eso sí, evaluar la pérdida de calidad que implica tener al tío José haciendo las fotos y al primo Miguel y un par de amigos grabando el vídeo. Profesionalidad y experiencia importan y mucho, por eso es necesario evaluar previamente en qué campos dejarse ayudar por familiares y amigos.

9. TRADICIONES

Si hay una tradición que toda novia suele cumplir es la de llevar algo nuevo, algo viejo, algo prestado y algo azul. Nosotros os aconsejamos seguirla a rajatabla y sacarle el mayor partido a los préstamos para rematar el look nupcial. Recuperar el velo de la abuela, los pendientes de una tía o la pulsera de la suegra, además de ayudaros a ahorrar, os permite crear un ambiente personal, cargado de recuerdos, nostalgia y de alguna manera tener a vuestro lado a ciertas personas que no pueden estar con vosotros ese día.