7 trucos para posar como una estrella de Hollywood

Foto: Jonas Peterson

Foto: Jonas Peterson

En el blog ya os habíamos dado una serie de consejos para sentiros cómodos y seguros posando en pareja delante del objetivo; ahora ha llegado VUESTRO turno. Con el post de hoy queremos que todas las futuras novias e invitadas de España saquéis las superestrellas que lleváis dentro y salgáis favorecidas en todas y cada una de las fotos.

1. POSTURA

La regla número uno para salir favorecida en cualquier fotografía es tener una buena postura. Cuando uno se siente cohibido tiende a encogerse y encorvarse, lo que no hace ningún favor delante de los objetivos. Es esencial intentar mantener una buena postura a la hora de posar; imaginaros como una bailarina o un concertista en un recital de piano. Echar atrás los hombros, sacar pecho, meter tripa y enderezar la espalda; ésa es la clave. Aunque así expuesto no lo parezca, es posible estar relajada a la vez que se mantiene una buena postura. No os olvidéis de respirar profundamente y dejar la tensión fuera, alejada del cuello, hombros y mandíbula antes de empezar la sesión de fotos.

2. POSE ALFOMBRA ROJA

En Hollywood saben una cosa o dos sobre como posar sonrientes y relajados delante de las cámaras y además sacar su mejor perfil: la clásica pose de alfombra roja.

Si queréis imitarlos tendréis que practicar en casa delante del espejo la siguiente postura:

  1. Cadera rotada formando un ángulo de 45 grados tomando como referencia al fotógrafo.
  2. Peso del cuerpo en el pie trasero.
  3. La otra pierna hacia adelante, con el pie apuntando hacia el objetivo. La rodilla doblada levemente para que no parezca una pose demasiado forzada.
  4. Mano apoyada en la cadera o en el acompañante.
  5. La mejor de las sonrisas.

Repetir la pose delante del espejo todas las veces que haga falta, hasta que os sintáis cómodas y naturales.

3. PAPADA

Hasta la mujer más delgada puede aparecer con papada en las fotos, es una cuestión de postura, no de kilos. Para evitarla sólo tenéis que alargar el cuello moviendo levemente la cabeza hacia delante y levantando la barbilla. Sabréis que estáis demasiado tensas si notáis el cuello tirante. Otro truco muy efectivo es intentar tocar el paladar con la lengua, justo detrás de los dientes delanteros.

4. PRODUCTOS COSMÉTICOS

Algunos productos cosméticos pueden producir un efecto inverso al deseado. Aunque en un principio pueda parecer que cualquier persona bronceada es más fotogénica, los naranjas y amarillos suelen ser colores problemáticos para las cámaras. Un “levemente morena” en la vida real, puede convertirse en una poco favorecedora tonalidad anaranjada sobre el papel. Así que recomendamos precaución con los productos autobronceadores, sprays, tratamientos UVA, Sun Powders… Al menos que sea un moreno natural, nuestra recomendación es optar por lucir un tono lo más similar posible al del día a día.

Pasa algo parecido con los cosméticos con purpurina u otro tipo de iluminadores que pueden acabar pareciendo sudor en las fotos. Además, tienden a dejar rastro en los tejidos, por ejemplo, en el traje oscuro del novio, padrino, acompañante etc.

5. ESCOTES

La mayoría de los vestidos de novia e invitada son sin mangas, con escote palabra de honor o corazón. La tendencia de la mayoría de las mujeres cuando luce uno de estos escotes es a mantener los brazos pegados al cuerpo o cruzarlos detrás de la espalda para que no se vea la flacidez. Estos gestos tienen el efecto contrario al deseado, hacen que los brazos parezcan más grandes y los hombros más anchos. En lugar de intentar ocultarlos, os recomendamos colocarlos a los lados dejando el espacio justo para dar a los bíceps y tríceps espacio para respirar. Esta postura estiliza y tonifica.

6. OJOS CERRADOS

Si soléis salir con los ojos cerrados en las fotos, no os obsesionéis con ello. Estar en tensión calculando cuando el fotógrafo va a disparar para no parpadear provocará que salgáis con cara de susto, poses forzadas o muecas extrañas. Igualmente, intentar abrir los ojos más de lo normal antes de que salte el flash los reseca y cuando los ojos están secos se siente mayor necesidad de cerrarlos. Así que relajaros y pensad que con las cámaras digitales se pueden hacer infinidad de fotos en segundos, lo que permite al fotógrafo tener un amplio abanico donde elegir.

Para las que lleváis gafas os recomendamos quitároslas siempre que haya luces brillantes o esteis en una estancia oscura para evitar el resplandor en los cristales.

7. EFECTOS DEL ALCOHOL

Aunque parezca obvio, las bodas suelen alargarse hasta altas horas de la madrugada y habrá un montón de fotos durante todo el día, incluido el principio de la fiesta y la barra libre. Cuidado con las copas, no hace falta que os recordemos que el alcohol no tiene un efecto muy favorecedor.

Foto: Jonas Peterson

Foto: Jonas Peterson