Cinco consejos para vuestra luna de miel

La luna de miel es para muchas parejas la guinda del pastel, el viaje de ensueño que culmina uno de los acontecimientos más importantes y felices de su vida. Pero al igual que para planificar la boda, es importante destinar un tiempo a pensar bien cómo será vuestra luna de miel. Hay una serie de cuestiones que desde LBDA – La Boda Del Año os recomendamos que tengáis muy en cuenta:

– Permiso laboral: según el Estatuto de los trabajadores cada trabajador tiene derecho a 15 días de permiso para disfrutar del viaje de novios. Estos días empiezan a contar en los días laborables por lo que si la boda es en fin de semana no os tenéis que preocupar por perder días. Normalmente este permiso se concede inmediatamente después de la boda pero puede ser negociable.

– Papeles en regla: es fundamental comprobar que el pasaporte está en regla, también el permiso de conducir si vais a alquilar algún vehículo en el destino. Debéis informaros si necesitáis visado o algún permiso especial para entrar y permanecer en el país o países a los que viajáis. Podéis consultar toda esta información en la página del Ministerio de Asuntos Exteriores. Otra idea útil para estar localizables, sobre todo de cara a vuestros familiares, es inscribirse en el Registro de viajeros.

pasaporte1

–  Vacunas y seguro médico: revisad con tiempo la página del Ministerio de Sanidad para comprobar qué vacunas son obligatorias y recomendadas en el país o países donde viajáis. Pedid hora con tiempo en alguno de los centros de vacunación que hay en vuestra ciudad. Respecto al seguro médico, os aconsejamos haceros con uno que por muy sencillo que sea os dé una pequeña cobertura en caso de algún percance. Asimismo es importante que llevéis un pequeño botiquín con algunos medicamentos de tipo analgésico y antipirético, repelentes de insectos, antistamínicos, materiales de cura: esparadrapo, gasas, tiritas y algún antiséptico tipo betadine. No olvidéis una buena crema de protección solar.

botiquin

– Buena documentación: una vez elegido el destino usad las guías de viajes e internet para conocer su historia, costumbres, gastronomía… os será mucho más fácil adaptaros a nuevas experiencias. Por supuesto es importante estudiar la previsión meterológica para saber que tipo de ropa debéis llevar.

planeandoviaje

– Imprescindible en la maleta: uno de los momentos más temidos y también odiados es preparar la maleta. Os damos una serie de consejos para que esta tarea resulte más fácil.

Colocad los artículos más pesados y menos delicados en el fondo y, encima de éstos, las prendas de mayor resistencia como cazadoras o pantalones, debidamente doblados. Las prendas que no se arrugan con facilidad, como ropa interior, calcetines o cinturones, las podemos utilizar para rellenar los huecos que dejaron las otras prendas, y no colocándolos sueltos, sino en bolsas de tela o gamuza, ya que resulta mucho más higiénico.

Las prendas más delicadas como blusas o camisas en último lugar y para terminar, es conveniente utilizar una toalla como capa final que actúe de ‘amortiguador’ y ‘protector’ del cierre de la maleta.

cerrandomaleta3

Las prendas deben doblarse del revés y con los botones o cremalleras abrochados para evitar que se arruguen. Conviene dejar un pequeño espacio adicional para posibles compras. Si se lleva la bolsa de aseo en la maleta, es aconsejable envolverla en un plástico y situarla haciendo presión entre los jerséis para evitar engorrosos accidentes, aunque lo ideal es llevarla fuera de la maleta.

Acordaos de incluir en vuestro equipaje un adaptador de electricidad, os será muy útil para cargar el teléfono móvil, cámaras de fotos y para otros aparatos electrónicos.