Elige el velo de novia perfecto

En la antigua Roma y Grecia el velo estaba considerado como un elemento de protección ante los malos espíritus, ver la cara de la novia podía traer mala suerte. Fue en siglo XX cuando el uso del velo comenzó a extenderse por todo el mundo como símbolo de modestia, pureza y virginidad.

Hoy en día se ha convertido en un complemento con múltiples posibilidades tanto para novias tradicionales como para aquellas que buscan la originalidad con este accesorio tan especial. A la hora de elegir el velo que llevareis, además de tener en cuenta el resto de vuestro outfit, desde LBDA – La Boda Del Año os hacemos una serie de recomendaciones:

Color: como en el caso de los vestidos de novia, el color blanco sigue siendo el dominante aunque también admite más gamas cromáticas como el blanco roto, el beige o el vainilla.

Tejido: es en las telas donde los velos de novia encuentran su punto de exclusividad. En la actualidad se confeccionan con materiales que intentan alejarse de la imagen demasiado barroca de otras épocas. Por eso, tejidos como el tul, el chantilly, la gasa o la organza se acostumbran a rematar con pequeñas aplicaciones o detalles de pedrería para crear un conjunto sofisticado y trabajado.

velodenovia1

Uno de los tipos de tul para velos de novia más divertido y romántico es el tul plumeti, que tiene pequeños puntitos bordados.

Veloplumeti

Otro de los grandes favoritos en los velos es el ribeteado de encaje. Otorga un aire vintage y muy favorecedor al conjunto y queda muy bien tanto en velos cortos como largos.

Longitud: aunque la tradición establece que el velo tiene que ser largo, hoy es posible encontrarlo en todo tipo de medidas. Desde el velo birdcage, que nunca puede superar de largo el mentón, pudiendo ser hasta los labios, la nariz o solo hasta la frente, hasta el velo tipo catedral cuyo largo mínimo es de dos metros y medio. Pasando por el velo corto o Blusher, cuya longitud alcanza los hombros o un poco por encima de ellos; el velo tipo vals que llega hasta los tobillos o hasta las rodillas o el velo tipo capilla, que llega hasta el suelo y presenta, incluso, cola.

Velodenovialargo

Si queréis ser originales el velo puede sujetarse al peinado con algún broche o tiara para lucir un look moderno y sofisticado. Por ejemplo podéis combinarlo con alguna diadema con apliques de pedrería para darle un aire romántico. Esta opción quedará mejor con los velos más sencillos ya que la gracia está en que la diadema o el complemento del pelo se vea con claridad por debajo del velo.

Velodiadema

Otra ventaja del velo es que lo podéis combinar con un montón de peinados y en el momento de la recepción y el banquete, con un par de retoques, seguiréis estando perfectas. Como la mayoría de velos si se coloca con una peineta es muy fácil retirarlo.

velodenovia2

Si queréis sorprender a vuestros invitados también podéis bordar vuestras iniciales como se hacía antes. Este accesorio se convertirá así en un romántico y delicado recuerdo de la boda para toda la vida.